EL PERÚ ES MÁS GRANDE QUE SUS PROBLEMAS 2021 BICENTENARIO DEL PERÚ - FIRME Y FELIZ POR LA UNIÓN
Polidrez: LA DESTRUCCIÓN DE UNIDAD NACIONAL

Thursday, May 24, 2007

LA DESTRUCCIÓN DE UNIDAD NACIONAL

Incluso antes que Alan García iniciara su segundo gobierno la maquinaria de destrucción contra Unidad Nacional se había puesto en marcha. Es que la derrota de un rival vulnerable, como lo fue Lourdes Flores, incito a profundizar los ataques en contra de su partido. Con el acicate de no tener mayoría en el Congreso, se aseguro de traer hacia la orilla del APRA a Rafael Rey Rey con el doble fin de utilizarlo, destruirlo y más importante debilitar Unidad Nacional ya remecida por la derrota.
Las denuncias en su línea de flotación hacen peligrar la nave que una capitana adormilada ve con sobresalto que puede irse a pique. Elsa Canchaya y Walter Menchola fueron las grietas en ese muro sólido que parecía ser unidad nacional.
La cosa más fácil que puede hacer Lourdes Flores es hablar con el oráculo, el Dr. Luis Bedoya Reyes. Él le dirá o le habrá dicho que tipo de juego sucio es la política. Pero su real tarea como lideresa es plantear una estrategia para contrarrestar el juego en pared de Del Castillo – Alan – Rey Rey. El primero de ellos –el bueno- le dirá cantos de sirena y que el país y la democracia necesitan una vez más una mártir de la política y una inmolación de su partido. Alan García será el gobernante que no se inmiscuye en la cosa menuda pero también le dará la seguridad que el APRA no está tras esas escaramuzas. Aún cuando los dos planifiquen lo conveniente para asegurar la bicameralidad primero y luego la reelección presidencial inmediata, siguiendo el ejemplo de Fujimori hasta en el hecho de impedir que alguien le haga sombra,siendo importante para ello desprestigiar a toda costa a Castañeda Lossio, cosa que trataran de conseguir en los siguientes meses.
¿Qué busca Rafael Rey Rey? Piensa íntimamente seguro que el si es capaz de ganar una elección presidencial, y que para comenzar su sueño requiere una bancada más nutrida. ¿Será cierto el rumor que indica que estaría detrás del desprestigio de algunos parlamentarios, para colocar a los accesitarios de su partido?
Precisamente la medula del asunto para Lourdes Flores debe ser oponerse férreamente a la reelección presidencial inmediata, no tanto tentar la Presidencia del Congreso con uno de sus partidarios. Eso si debe propiciar que no sea un aprista quien la asuma. En un juego de ese tipo –canibalismo político- el golpe debe ser donde más duele. Y por supuesto deshacerse de una vez de Rafael y compañía. Así que despierte Señora, Ud. quiso ser Presidenta del Perú dos veces demuestre entonces de que está hecha, vuelva a convencernos, que no la tiene fácil.



Aliensombra

1 comment:

hierax2 said...

LA POLITICA ES LA MEDICINA SOCIAL

La Política debe ser reivindicada, como una necesidad de la colectividad para tener una salud plena, adecuados hábitos de vida, y una promoción de su bienestar espiritual, mental y físico, todo esto es viable enfocada la política como MEDICINA SOCIAL.

Pero hay dos clases de médicos, en principio. El que ve al paciente como una fuente de ingresos, e incluso le dice que hay que operarlo cuando ello no es necesario. Y el médico que ama su servicio. Lógicamente el paciente que es atendido amorosamente, también querrá corresponder amorosamente.

Lo que es contranatura es que un médico ataque a otro médico por defender éste el derecho del paciente a tener un diagnóstico honesto, cuando este segundo médico discrepa públicamente de un tercer médico que está engañando a sus pacientes.

Ojalá la vida siempre nos ilumine para hacer estas denuncias. Pero como dice el dicho "cría fama y échate a la cama", esto quiere decir que pueden aparecer denuncias y el responsable de haberlas tramado es quien o quienes tienen una trayectoria mayor de moralistas.

Esto último es lo que corresponde al conocido caso de las inmoralidades probadas de los congresistas Canchaya y Menchola. Que sale un tercero (Vivanco ...) a atacar al "segundo médico" (Rey) dizque por estar detrás de las denuncias. Lo lógico es que saliese a APLAUDIR, porque si alguien tiene un tumor yo le agradezco al médico que me lo revela y no lo maldigo como si él fuera el culpable de la enfermedad.

Claro, para aplaudir yo debo amar al cuerpo y por tanto quiero que se sane, o dicho de otro modo, debo amar a mi patria por encima de la "camaradería" con mis co-partidarios, léase complicidad.

Saludos

Angel Arbañil